Suscríbete a nuestra newsletter

MOSTRANDO POSTS DE: Diciembre 2017 .

20 Diciembre 2017

La oferta y la demanda de medios de pago se encuentran en momentos diferentes en su actitud hacia a la innovación y el cambio regulatorio.

TENDENCIAS EN MEDIOS DE PAGO 2017

Presentamos el informe de Tendencias en Medios de Pago 2017 de Indra Tecnocom, realizado en colaboración con AFI (Analistas Financieros Internacionales). Este informe da cuenta en los últimos años de la evolución de los medios de pago en América Latina y España, analizando tanto el punto de vista de los expertos del sector (mediante entrevistas) como la evolución de la demanda (mediante encuestas telefónicas con población bancarizada). 

Respecto a la visión del sector, se observa una marcada expectativa de cambio en el futuro próximo: 

  • La visión de los expertos del sector es que el 2017 ha sido un año de transición, sin innovaciones disruptivas en el sector (frente a lo sucedido en el 2016, cuando aparecieron los pagos móviles P2P y los pagos instantáneos de cuenta a cuenta). 
  • En cambio, el 2018 se prevé como un año de cambio gracias al impacto de los cambios legislativos: PSD2 en Europa, Ley Fintech en México, la autorización al prepago “abierto” en Chile y de las llamadas SEDPE (Sociedades Especializadas en Depósitos y Pagos electrónicos) en Colombia, empresas que con requisitos regulatorios livianos pueden ofrecer servicios de pagos, giros, transferencias, ahorro y recaudo pero no créditos. En general, en América Latina continúan los esfuerzos por avanzar en la universalización del acceso y uso de los medios de pago electrónicos. 
  • Además, entre los elementos de innovación tecnológica de mayor impacto se espera, los expertos destacan a los nuevos agentes (fintech, proveedores digitales, operadores y fabricantes), el blockchain (especialmente criptmonedas, identidad digital y KYC, Smart contacts), el Big Data (detección del fraude, modelos predictivos, robo advisors, machine learning) y la autonomía del pago derivada del IoT y la realidad virtual. 
  • Como consecuencia, la transformación digital está dibujando un ecosistema, por ahora difuso, en el que las entidades proveedoras de servicios de pago transitan a distintos ritmos, que tienen que ver tanto con factores externos (los avances tecnológicos, el impulso regulatorio en cada país, incremento de la competencia), como internos (donde pesa especialmente la infraestructura legacy). A día de hoy resulta difícil de predecir como evolucionará el mercado de medios de pago, y cuáles serán las soluciones de adopción masiva, que procesadores de servicios de pago verán consolidada su posición. 

Desde el análisis de la demanda, sin embargo, por ahora se detecta una situación más moderada en la adopción de novedades, con mayor dificultad de comprender las nuevas ofertas:

  • En los países analizados, el crecimiento en la penetración y uso de las tarjetas muestra resultados desiguales: el crecimiento se da en República Dominicana, México y Colombia, mientras que Brasil, Chile, Perú y España tienden a mostrar una penetración en la población similar al año anterior. 
  • El uso de medios de pago basados en papel (efectivo, cheques y pagarés) para pagos de recurrencia mensual es mayoritario en todos los países, pero los pagos electrónicos muestran ya una presencia relevante (especialmente en España, donde además destacan las transferencias y créditos directos como método a través del que se realiza el mayor gasto mensual). 
  • El uso de las tarjetas de pago muestra un amplio margen de mejora, fundamentalmente a través de la promoción de la aceptación en comercios que aún establecen barreras a este pago, especialmente en México, República Dominicana, Chile, Colombia y Perú. 
  • El comprador online está acostumbrado a los sistemas de autenticación de doble factor y lo prefiere como mecanismo de seguridad pese a la incomodidad que genera en los procesos de compra. 
  • Latinoamérica muestra una cierta disposición a aceptar a los fintech como players, tanto en servicios relativos a la información y análisis de los datos bancarios de los usuarios como en eventuales ofertas de productos. Por el contrario, España muestra por el momento limitado interés, probablemente debido a las marcadas diferencias que se dan en el ámbito bancario, la relación con las entidades financieras y la marcada seguridad que ofrecen los depósitos bancarios. 
  • Por ahora, y en todos los países analizados, hay una escasa disposición a ceder datos personales y financieros sin tener claridad sobre los beneficios obtenidos como contraprestación. El temor que desata la cesión de datos y la complejidad de la comunicación de los beneficios de este tipo de productos lleva a considerar una cierta cautela y atención en el desarrollo de estas ofertas.

Metodología de la investigación sobre la demanda: 2.800 encuestas telefónicas de 12 minutos de duración a población bancarizada en Brasil, Chile, Colombia, México, Perú, República Dominicana, y España. 

Aquí os damos acceso al informe completo de este año: